Dictadura ( ¿ Sanitaria ?) Global

22 février 2021

Dictadura Sanitaria

    Hace algún tiempo ya que llevo pensando en cosas que me decía la gente, hace ya años de eso, que me decían « yo no hago nada malo, no me importa que me vigilen en Internet, la privacidad me da lo mismo », cuando les hablaba de la vigilancia masiva a la que están sometidas las redes desde el 11 de setiembre de 2001. Hay que decir que cuando Edward Snowden destapó oficialmente la liebre, pensé que la gente por fin tomaría consciencia de lo que estaba sucediendo, del atropello que suponía eso para nuestras libertades. Pensé que la gente emigraría masivamente de Gmail, Google, Yahoo, etc, y particularmente de las redes sociales que son en verdad redes de vigilancia. El tema de las redes sociales, particularmente Facebook, es un tema que trataré aparte un día de estos, pues hay mucho que decir sobre ello y no es el objeto de este post. No. El objeto, es más bien las (penosas) reacciones de la gente, en general, en su mayoría larvas amorfas de sofa, o más bien la falta de ellas, la apatía de todos esos ciudadanos que cómo un solo hombre volvieron a desempolvar la letanía: « yo no hago nada malo ».

    Pues bueno, parece ser que por fin la gente empieza a despertar (por lo menos algunos) a la realidad de la sociedad en la que vivimos, que cada vez tiene menos de democracia y más de dictadura, llamemos un gato un gato. Si les hubiera dicho en 2019 que la gente sería arrestada por beber un café en la playa, por no llevar mascarilla, por recibir gente en su casa que no es del entorno familiar, que algunos llamarían a la policía para delatar como crimen altamente peligroso la presencia de una niña desconocida en la casa de  sus vecinos, y serían apaleados por ello, simplemente por recibir gente en su casa, por poner sólo ejemplos que van a poder en el vídeo que os pongo aquí abajo, mucha gente me hubiera tachado de loca. Lo único que me hace « gracia » (enfin, gracia…) es que toda esta gente que me decía que no hacía nada malo, ahora comprende que no son ellos quienes deciden si hacen, o no, algo malo, son los que dirigen el mundo, el país, lo que lo deciden. Que deciden que ahora es criminal irse, porque sí de Valladolid a Madrid, que el ciudadano ha de justificar sus desplazamientos fuera de su ciudad de residencia habitual, que tomar un café, bailar en una discoteca, pasearse, salir de tu casa, hacer deporte según donde, es un crimen. Porque vas sin mascarilla, o te saltas el toque de queda o el confinamiento. Pero sobre todo porque ellos lo han decidido. Compare el ambiente en Barcelona, y en Brasil. 

Para verlo mejor clica en el enlace del vídeo para poder mirarlo directamente en Odysée

   Porque la libertad, ser libre, no solamente es un crimen, sino que no está permitido. No se te permite decidir por ti mismo  si quieres arriesgarte o no a pasar el covid, decidir sobre qué tratamiento quieres, pues los tratamientos para la covid están prohibidos o restringidos, cómo el dúo hidroxicloroquina / azitromicina, la colchicina, o la ivermectina, que funciona para curar prácticamente todos los casos, inclusive los más graves.

   Hace tiempo ya que estamos en dictadura, llamemosle sanitaria, pues hay la excusa del virus, pero parece ser que nadie se da cuenta. Claro. Es por nuestro bien. Si restringen nuestras libertades es porque hay una situación excepcional, es porque las circunstancias así lo exigen. Cuando ébola llegó a España, no se cerró todo el país, no se hicieron confinamientos, ni toques de queda… No se ha hecho nunca. Con ningún virus, ni siquiera con el más mortal que hemos tenido en el siglo XX, el virus de la gripe española, pero también puede decirse lo mismo del MERS o de otras epidemias parecidas que hemos tenido recientemente. Cómo si se pudiera luchar contra un virus con toques de queda… Toda esta sinrazón no parece despertar el sentido común de nuestros compatriotas y mucho menos lucidez alguna. Un buen amigo mío me decía, no hace mucho, mirándome con ojos ojipláticos, cómo si hubiera perdido la cabeza, que no, que no estábamos en dictadura. De mientras, en otros países, donde la dictadura global ha avanzado más y se muestra más abiertamente cómo lo que es, la gente va poco a poco confrontándose a la realidad.  Si, es un crimen ir a tomar un café a la playa, y mereces ser arrestada: porque ellos lo han decidido así. Porque hemos perdido nuestras libertades. Porque ya no decidimos por nosotros mismos lo que queremos hacer con nuestras vidas, nuestros planes de futuros: ellos decidirán por tí si te permiten, o no, hacer aquello que has planeado hacer. Espero que la compilación siguiente que he realizado con gran dificultad (pues editar vídeos no es lo mio) sirva para poner de manifiesto lo que los más despiertos hemos comprendido: que ya estamos en dictadura…. y que tenemos que impedir que se afiance. 

Para verlo mejor clica en el enlace del vídeo para poder mirarlo directamente en Odysée

   En Alemania, ya han empezado a crear campos de concentración campos de confinamiento, para rebeldes a las medidas anti-covid en un primer tiempo, luego, probablemente, para los refractarios a la vacuna. Un lugar que cómo podéis ver tiene todo de un centro sanitario para aislar a enfermos o sospechosos de enfermos: vallas con alambre de espino, cámaras por todas partes  (lo de los miradores ya no se lleva), celdas con puertas de prisión y barrotes en las ventanas… Celdas con total comodidad, a saber camas de madera con un colchón de cinco centímetros y una manta ligera (recordemos que hablamos de Alemania), una mesa de 30 centímetros cuadrados… una silla… También existen ya campos de ese tipo en Nueva Zelanda, Australia, Canadá… De los de Canadá tengo fotos, y vídeos, pero aún he de traducir los mismos. Más adelante escribiré sobre los mismos.

Para verlo mejor clica en el enlace del vídeo para poder mirarlo directamente en Odysée

   ¿ De verdad aún sigue creyendo que todo esto es por una « emergencia sanitaria » ? ¿ Cuando se ha visto, en momento alguno de la historia, medidas similares adoptadas por un gobierno, un estado, una nación, un reino, por una enfermedad, por contagiosa que fuese ? ¡ Nunca ! Esto a lo que nos recuerda, más bien, es a los gulags, a los campos de concentración nazis, y a otros genocidios de la Historia. Porque hay que entender que todo esto se esta llevando de manera inaudita, al mismo tiempo en todos los países, siguiendo todos ellos las mismas normas, los mismos planes, las mismas soluciones, salvo algunas excepciones. Los mismos discursos, los mismos eslóganes, y las mismas soluciones evidencian un patrón común, un PLAN. Y ya sabemos todos hacía donde nos lleva ese plan, lo que es, y lo que implica.

, , , , , , , , , , , , ,

Pas encore de commentaire.

Laisser un commentaire

Ribines |
Henrik |
Le petit Saint-Pierrois |
Unblog.fr | Annuaire | Signaler un abus | Coronafolie
| Les guerrier(e)s de lumiere
| Nancypress