ACTUALIZACIÓN (6 de Marzo 2021): Los CDC Reportan 1.637 Muertes en USA tras las Vacunas Moderna y Pfizer anti-Covid-19

26 mars 2021

Vacuna

   vaxx

   Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) nos dijeron en un correo electrónico que hasta el 8 de marzo se habían inyectado más de 92 millones de dosis de vacunas ARNM contra el COVID-19, y que se han producido 1.637 muertes tras las inyecciones. Los CDC afirman que las vacunas son seguras, pero una comparación entre las tasas de muertes después de las vacunas para el COVID y las de la gripe plantea interrogantes.

   The Epoch Times no ha podido confirmar de forma independiente los números ofrecidos por los CDC. El sitio web del Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS) disponible públicamente muestra 1136 muertes hasta el 26 de febrero. Los detalles de estas muertes están en una hoja de cálculo vinculada en la parte inferior de este artículo: síntomas antes de la muerte, edad, género, tiempo entre la inyección y la muerte, y así sucesivamente.

   Entre el 14 de diciembre y el 26 de febrero se realizaron 25.072 informes al sistema VAERS de inmunizaciones con las vacunas de ARNM Moderna o Pfizer BioNTech (las dos únicas vacunas que se administraron durante el período de tiempo evaluado).

   Las 1136 muertes representan el 4,5 por ciento del número total de informes de eventos adversos. De los fallecidos,  94 personas, sea el 8,3 por ciento, murieron el mismo día que recibieron la inyección. Otros 150 (13,2 por ciento) murieron al día siguiente. Otros 105 murieron dos días después, y 68 murieron tres días después.

   Un total de 587 (51,7 por ciento) murieron en una semana, 215 murieron en 7 a 13 días y 124 en 14 a 20 días.

   El 85,8 por ciento de las muertes se produjeron en personas mayores de 60 años. Hubo cinco muertes entre los de 20 a 29 años; 10 en los de 30 a 39 años; 23 en los de 40 a 49 años; y 69 de 50 a 59 años.

Epoch Times Photo
                                                                       Información extraída de los informes de VAERS sobre vacunas contra el ARNM para COVID-19. (fuente: CDC)

Comparación con vacunas antigripales

   Ninguna de las vacunas contra el ARNM está aprobada por la FDA, más bien, tienen aprobación de uso de emergencia (EUA). Representan una desviación de las vacunas tradicionales en el sentido de que no utilizan ninguna parte del patógeno sospechoso para estimular el sistema inmunológico, sino más bien, ARN mensajero nucleósido.

   El Dr. Christian Perrone, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital de Garches en Francia, declaró en una denuncia presentada en Europa:

    »Las primeras vacunas que nos están ofreciendo no son vacunas. Son productos de terapia génica. Ellos… inyectan ácidos nucleicos que harán que nuestras propias células produzcan elementos del virus. »

   La tasa de mortalidad tras la vacunación contra el ARNM COVID es mucho mayor que la posterior a la vacunación antigripal.

   Los datos de los CDC sólo permiten una estimación limitada de la tasa de muertes después de la vacunación contra la gripe.

   En la temporada de gripe 2019-2020, los CDC informan que el 51,8 por ciento de la población estadounidense recibió una vacuna, hablamos de aproximadamente 170 millones de personas.

   VAERS informa que en el año 2019 (no en la temporada de gripe 2019-2020) hubo 45 muertes después de la vacunación. Para contextualizar este dato: en 2018 VAERS reporta 46 muertes, y en 2017 reporta 20 muertes.

   Las 45 muertes de 2019 se producen a un ritmo del 0,0000265 por ciento cuando se calculan utilizando el número de vacunas dadas en la temporada de gripe 2019-2020.

   Hasta el 26 de febrero, se habían dado 47.184.199 vacunas anti-covid con 1136 muertes notificadas después de la vacunación, lo que representa aproximadamente una tasa de 0.0024 por ciento

   Las 1.637 muertes reportadas por los CDC después de 92 millones de vacunas se están produciendo a una tasa aproximada de 0.0018 por ciento.

   Debido a que las vacunas contra el ARNM requieren dos vacunas cada una, el número de vacunas que se administran no equivale al número de personas vacunadas. Si los 92 millones de vacunas, por ejemplo, representaran a cada persona que recibía ambas vacunas, habría 46 millones de personas vacunadas. Pero es imposible decir exactamente cuántas personas han recibido una o dos  inyecciones.

El sistema VAERS

   VAERS se puso en marcha en 1990, para registrar reacciones imprevistas de las vacunas. El sitio web vaers describe el sistema de esta manera:

    »Establecido en 1990, el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS) es un sistema nacional de alerta temprana para detectar posibles problemas de seguridad en las vacunas con licencia estadounidense. VAERS es coadministrado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus inglés). VAERS acepta y analiza informes de eventos adversos (posibles efectos secundarios) después de que una persona haya recibido una vacuna. Cualquier persona puede reportar un evento adverso a VAERS. Los profesionales de la salud están obligados a informar de ciertos eventos adversos y los fabricantes de vacunas están obligados a informar de todos los eventos adversos que les lleguen a su atención.

    »VAERS es un sistema de informes pasivos, lo que significa que se basa en individuos para enviar informes de sus experiencias a los CDC y la FDA. VAERS no está diseñado para determinar si una vacuna causó un problema de salud, pero es especialmente útil para detectar patrones inusuales o inesperados de informes de eventos adversos que podrían indicar un posible problema de seguridad con una vacuna. De esta manera, VAERS puede proporcionar a los CDC y a la FDA información valiosa de que es necesario más trabajo adicional y nuevas evaluaciones para cerciorarse de posibles problemas de seguridad ».

Muertes reportadas en VAERS

   En la página web  »Eventos adversos seleccionados notificados después de la vacunación COVID-19″ fechada el 1 de marzo, los CDC afirman que « los informes de muerte a VAERS después de la vacunación no significan necesariamente que la vacuna causó la muerte ».

    »[Los] CDC dan seguimiento a cualquier informe de muerte para solicitar información adicional y aprender más sobre lo ocurrido y para determinar si la muerte fue el resultado de la vacuna o no relacionada », afirman los CDC.

    »Hasta la fecha, VAERS no ha detectado patrones en causa de muerte que indiquen un problema de seguridad con las vacunas COVID-19.

    »Una revisión de la información clínica disponible, incluidos los certificados de defunción, la autopsia y los registros médicos, no reveló evidencia de que la vacunación contribuyera a las muertes de pacientes ».

   Cuando se le preguntó si la mayor tasa de mortalidad después de las vacunas COVID-19, en comparación con la de la gripe, las vacunas era una preocupación, los CDC declararon en un correo electrónico: « En este punto del programa nacional de vacunación, las vacunas COVID-19 se están administrando en gran medida a los adultos mayores de nuestra población, aquellos que están en alto riesgo de ser hospitalizados, enfermar o morir debido al COVID-19 y aquellos cuyas condiciones médicas subyacentes aumentan seriamente el riesgo de complicaciones potencialmente mortales de COVID-19. »

   Los CDC también señalaron que, a diferencia de otras vacunas, todas las muertes asociadas con las vacunas COVID debían notificarse.

   En una respuesta a The Epoch Timessobre los informes de muerte de VAERS, Steven Danehy, director de Relaciones Globales de Medios de Pfizer, escribió:

    »Hasta la fecha, millones de personas han sido vacunadas con nuestra vacuna. Lamentablemente, es probable que se produzcan acontecimientos adversos graves, incluidas muertes no relacionadas con la administración de la vacuna, a un ritmo similar al de la población general. »

   Moderna no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

   La base de datos VAERS es densa, contiene mucha información y puede ser difícil de seguir para algunos usuarios. El Epoch Times ha extraído sus datos lo más claramente posible en los gráficos proporcionados en el enlace disponible más abajo.

   En el siguiente enlace hay gráficos que contienen: en la pestaña « Todas las muertes legibles » (All Deaths Readable) descripciones de lo que sucedió con los pacientes, efectos que experimentaron según lo informado por los trabajadores de la salud y / o familiares, u otros testigos; Números de IDENTIFICACIÓN VAERS (utilizados para buscar un archivo completo en la base de datos VAERS); tipo de vacunación; fabricante; nombre de vacunación; fecha recibida; edad, sexo y estado de cada receptor; así como el historial clínico; y otros medicamentos que los pacientes estaban tomando.

Resumen de las muertes de VAERS hasta el 26 de febrero

   ACTUALIZACIÓN: Utilizando información publicada por los CDC el 1 de marzo, proporcionada a The Epoch Times en un correo electrónico del 9 de marzo, y obtenida por un análisis de los últimos datos vaers disponibles públicamente, este artículo fue actualizado el 9 de marzo. Anteriormente se publicó bajo el título « Informes de incidentes adversos muestran 966 muertes después de la vacunación para COVID-19. »

Fuente

 

, , , , , , , , , , , , ,

Pas encore de commentaire.

Laisser un commentaire

Ribines |
Henrik |
Le petit Saint-Pierrois |
Unblog.fr | Annuaire | Signaler un abus | Coronafolie
| Les guerrier(e)s de lumiere
| Nancypress